lunes, 22 de enero de 2007

Los especuladores del miedo.

Siempre he creído que la vida después de la muerte es un invento del hombre para poder superar su miedo a morir, a dejar de existir. Es muy duro ser consciente de tu propia muerte. Sólo por eso creamos dioses, espíritus y platillos volantes pilotados por marcianitos verdes. Nuestros miedos necesitan un desahogo, un colchón en el que descansar, una esperanza para seguir viviendo. Su nombre es fe y es tan antigua como nuestra propia existencia. Desgraciadamente, con el tiempo, algunos se han autoproclamado dueños de ésta necesidad y se han creído con derecho a gestionarla a su antojo.

Religiones hay tantas como tonalidades de piel. De entre todas ellas, una despierta especialmente en mí un sentimiento de rechazo tan grande que me ha llevado a tener acaloradas discusiones con muchos de mis amigos en incontables ocasiones. Hablo, por supuesto, de la iglesia católica, una organización que se ha alimentado desde sus inicios del miedo del ser humano, de su ignorancia, de su fe. Las atrocidades cometidas a lo largo de la historia por la iglesia católica han sido tantas y tan espeluznantes que no soy capaz de ser tolerante, ni con ella, ni con sus seguidores. Me da igual que sus representantes se hayan arrepentido de algunos, que no todos, de los injustos encarcelamientos, asesinatos y genocidios cometidos en el pasado. Me da igual que ahora se interesen por la herética ciencia e intenten un acercamiento incoherente a sus propias enseñanzas, más por necesidad de supervivencia de la institución que por convicción. No me sirve.

Desde esta base he creado una nueva categoría, 1001 razones, en la que iré añadiendo las razones por las que yo creo que deberíamos desconfiar de la iglesia católica, basadas sobretodo en sus propias acciones, tanto en el pasado como en la actualidad. Por supuesto cada uno es libre de creer lo que le venga en gana, pero como dicen por ahí,
"el saber no ocupa lugar".



Technorati Tags: , ,

4 Comentarios:

reena on 1/22/2007 10:41 a. m. dijo...

Me parece wena idea esa categoría ;) Yo estudié en colegios católicos, así que de esas 1001 razones te puedo dar 501...

En esas discuiones que has tenido con tus amigos te has dado cuenta de que están ligeramente alienados? Nosotros lo hemos visto :S

Saludos!

bitdrain on 1/22/2007 2:54 p. m. dijo...

Hola Migue, creo que para empezar se debe hacer distinción entre aquellos que creen en un Dios y aquellos otros que son manipulados por la religión, sea cual sea ésta.

La Iglesia como institución y como estado siempre ha estado del lado del poder, siempre es más fácil asustar si se quiere fidelidad, y ejercer una posición de influencia.

noemi on 1/22/2007 3:01 p. m. dijo...

Acuerdo mucho con bitdrain, cada quien que crea lo que quiera, pero ojalá no dejemos que nos manipule ningún tipo de institución malintencionada!

Migue on 1/22/2007 3:22 p. m. dijo...

Bidtrain, también de acuerdo. Desgraciadamente, una cosa lleva a la otra en la mayoría de los casos.

Reena, lo de las 501.. cuando quieras, pero no todas juntas que me entra el estrés ;)

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

RSS

Recibe las novedades en tu E-Mail:

o suscríbete al RSS con tu Lector de Feeds habitual

 

Los números

Top Blogs canarias

Look Closer Copyleft © 2006 | Plantilla modificada por Miguel Mora a partir de un diseño de Ipietoon para Free Blogger Template

Esta obra y su contenido están bajo una Licencia Creative Commons