viernes, 22 de febrero de 2008

Khat. La droga de África.

Hace unas semanas las televisiones nacionales se hicieron eco de la noticia de la incautación por parte de los Mossos d'Esquadra de un alijo de 24 kilos en el aeropuerto del Prat de Llobregat de una droga de origen subsahariano desconocida en España hasta el momento, a pesar de su popularidad en países como Canadá o Estados Unidos. Se hicieron eco... Más bien lo gritaron. Lo que realmente hicieron fue crear una injustificada alarma social sacándose de la manga un titular desproporcionado y otra vez amarillista. Casi les faltó decir que el alijo venía envuelto en una tela negra, con capucha y una guadaña en el costado. Una planta según ellos terrible cuyos efectos psicoactivos compararon erróneamente con la cocaína y que viene de Africa a destrozar la vida de los pobrecitos españoles (aún siendo USA su destino), anunciando a bombo y platillo lo peligroso que resulta su consumo para nuestro organismo y sus terribles consecuencias. Sin embargo, el Khat no es ese monstruo que nos intenta vender la caja tonta.


La C
atha Edulis es una planta originaria del África oriental que se consume mascada como estimulante desde hace cientos de años por los pueblos subsaharianos, como ocurre en otras zonas del planeta con plantas como el tabaco, la coca, el té o el café, por hablar sólo de las más conocidas. Las propiedades psicoestimulantes del Khat son muy potentes gracias a los dos principios activos que se encuentran en ella, la catina y la catinona, emparentadas química y funcionalmente con las anfetaminas, con unos efectos en nuestro Sistema Nervioso Central muy similares. Digan lo que digan los medios de comunicación, estos efectos poco tienen que ver con los de la cocaína. Diversos estudios realizados en el Reino Unido sobre la peligrosidad de las drogas, incluídas las legales, sitúan al Khat africano en último lugar y afirman que su uso moderado no produce ningún efecto secundario, no así el abuso, que provoca problemas gástricos y depresión.

En España su venta está restringida a los camellos legales, o dicho de otro modo, a las compañías farmacéuticas. Como ocurre con algunas otras plantas de efectos psicotrópicos, su cultivo con fines ornamentales no está prohibido, así que si te interesa tenerla en el recibidor de tu casa lo mejor es que le eches un vistazo a esta guía de cuidados de la Catha Edulis.

3 Comentarios:

FidiasNet on 2/22/2008 5:27 p. m. dijo...

Como siempre la "caja tonta" sigue desinformándonos empecinadamente. Ha sido interesante y clara la explicación.

Un saludo

Livaex on 2/23/2008 7:37 p. m. dijo...

Me parece bien que hayas explicado lo de esta "droga". Exageran tanto las cosas que te quedas en la duda sobre lo que cuentan en la tele la mayoría de las veces. gracias. Saludos. Ligia

Reena on 3/02/2008 6:41 p. m. dijo...

Qué bien, qué información tan seria y veraz nos dan.

Es que todo lo que viene de África es malo (mira el sida)....

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

RSS

Recibe las novedades en tu E-Mail:

o suscríbete al RSS con tu Lector de Feeds habitual

 

Los números

Top Blogs canarias

Look Closer Copyleft © 2006 | Plantilla modificada por Miguel Mora a partir de un diseño de Ipietoon para Free Blogger Template

Esta obra y su contenido están bajo una Licencia Creative Commons