lunes, 29 de enero de 2007

El martirio de Hypatia

Hypatia, convertida en ejemplo de la pureza intelectual y protomártir de la ciencia, nació alrededor del 370 DC., una mala época para ser a la vez mujer, de ciencia y de éxito. Puede que el culpable de todo lo que le sucediera la tuviera el matemático y astrónomo Theón de Alejandría, de quién fue hija y discípula y de quién heredó la base de su pensamiento científico. Theón trabajó durante gran parte de su vida en el Museo de Alejandría, la cuna del saber más importante que existió hasta el siglo XIX.

La obra de Hypatia se centró en libros de texto para sus estudiantes, que posteriormente fueron destruidos por su asesino, San Cirilo, arzobispo cristiano canonizado por la iglesia católica por su fervor evángelico. Por fortuna, sabemos bastante de ella por la correspondencia conservada con algunos de sus discípulos como Sinesio de Cirene.

Se dedicó fundamentalmente a lo que hoy llamamos álgebra, desarrollando los trabajos comenzados por Diofanto. Pero también abordó el estudio de las cónicas para aplicarlo a las trayectorias orbitales irregulares de los planetas (ocho volúmenes), basándose en el trabajo de Apolonio de Pergamo. Diseñó un astrolabio plano, base de los que después se construirían en la Edad Media. Desarrolló un artilugio para destilar agua y un hidrómetro de latón (un densímetro para líquidos). Consiguió descomponer la luz solar mediante un prisma, así como construir algunos juegos ópticos con lentes y espejos.

Hacía como un siglo (313 DC) que el sanguinario de Constantino "El Grande" había sincretizado las religiones del Imperio creando el cristianismo ortodoxo a partir del mitraísmo, los cultos isíacos y las mil sectas cristianas existentes por la fecha. Después de un intento fallido de Juliano por volver a la sensatez, Teodosio I prohibió cualquier culto que no fuera el monoteísmo oficial. Tutelado por Ambrosio, obispo de Milán, permitió el incendio de la Biblioteca de Alejandría, para satisfacción de los buenos cristianos. Aquí aparece en escena Cirilo, que Llevado por su celo cristiano y la envidia a la posición preeminente de Hypatia ante el prefecto romano, empezó a caldear el ambiente, acusándola de practicar magia con espejos y de satanismo. Hypatia, seguidora como era de Plotino el Estoico, se negó a convertirse al cristianismo.

Cuentan algunos historiadores que la arrastraron al interior de una iglesia, la obligaron a besar la cruz, La desnudaron y allí frente al altar y el crucifijo le arrancaron la carne de sus huesos con pedazos de ostras afiladas. El cuerpo mutilado fue tirado a las llamas.

El martirio de Hypatia marcó el fin de la Escuela de Alejandría y el triunfo del cristianismo, con la sustitución de la investigación científica por el misticismo.


Fuentes: Herencia Cristiana |
Antonio hernández Cabrera

Technorati Tags: , ,

3 Comentarios:

Witilongi on 1/29/2007 12:55 p. m. dijo...

Qué historia, y luego dicen de la ficción...

Renegado on 2/08/2010 7:55 p. m. dijo...

Muy bueno Migue, interesantísima história de la cual podemos seguir aprendiendo, parece que los fanáticos no están siempre en el oriente, aquí los tenemos a millares.

Miguel Mora on 2/09/2010 9:22 a. m. dijo...

No se si te has dado cuenta que es la protagonista de la peli de Amenábar, en la que se cuenta esta misma historia. Lo curioso es que yo escribí este post hace 3 años. Si hubiera hecho una peli...

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

RSS

Recibe las novedades en tu E-Mail:

o suscríbete al RSS con tu Lector de Feeds habitual

 

Los números

Top Blogs canarias

Look Closer Copyleft © 2006 | Plantilla modificada por Miguel Mora a partir de un diseño de Ipietoon para Free Blogger Template

Esta obra y su contenido están bajo una Licencia Creative Commons