viernes, 4 de enero de 2008

La doble fila.

Aparcar en doble fila es un acto sancionable por las leyes de tráfico. Si te ves obligado por la circunstancia que sea a cometer una acción de una moralidad tan dudosa, intenta asegurarte que ningún soldadito motorizado pase por delante de tu vehículo si no quieres ver como una una bonita nota amarilla se instala en tu cartera y te roba 90 euros. Esto vale para cualquier ciudad española en la que te encuentres y para cualquier calle de esa ciudad, para cualquiera... menos para la vía en la que se encuentre situada la oficina de tráfico. Allí estás a salvo, estás en "casita".


Esta tontería viene a propósito de una multa que me pusieron en otro día por aparcar en doble fila por fuera de mi trabajo, en un polígono repleto de empresas con poquísimas plazas de aparcamiento, donde la única posibilidad de estacionar el vehículo es levantarte varias horas antes de lo normal y ser uno de los afortunados en encontrar un hueco donde meter el coche. Si no estás dispuesto, sólo queda aparcarlo en doble fila, taponando el de algún compañero y entorpeciendo lo menos posible a los que circulan por la vía. Ésta última suele ser mi mejor opción. Y el otro día, me multaron.

No tardé en ir a pagar la inoportuna multa y asi acogerme al descuento que ofrecen por pronto-pago. Ni que decir tiene que cuando llegué a las oficinas de la policía no había aparcamiento por ningún lado. Después de dar algunas vueltas y buscar sin éxito algún parking cercano con plazas libres, paré mi coche frente al policía que estaba en la puerta de aquella fea oficina de reacudación. Tras preguntarle donde podía aparcar para pagar una multa de tráfico, me indicó con un gruñido que lo dejara allí mismo, en doble fila.

La puta doble fila. Allí estaba yo, haciendo cola para pagar una multa por haber aparcado en doble fila, mientras mi coche permanecía estacionado en doble fila bajo el amparo de la misma policía que me cobraba. Estúpidas paradojas de la vida... Sólo sé que mi cartera está un poquito más vacía y la de ellos cada vez más llena.


Fotografía: Misswasabi

6 Comentarios:

Tooenchumbao on 1/06/2008 12:25 p. m. dijo...

Las ironias de la vida...
Esperemos que "el niño" llene como mínimo ese agujero que te dejo la multa. Saludos

Livaex on 1/07/2008 9:30 a. m. dijo...

Mundo loco, tú lo has dicho. Por no decir "manda huevos"...
Así es la vida, así está lo sociedad y así está la ciudad. Pero y si no ¿de qué escribimos? Feliz año Migue

FidiasNet on 1/08/2008 11:03 p. m. dijo...

Que sirva tu testimonio para iluminar uno poco a los que "creen ingenuamente" que la justicia existe, y que es ciega.

Un saludo.

lupuscanis on 1/08/2008 11:12 p. m. dijo...

Si por lo menos el dienro de las multas fuera para algo que valiera la pena, como mejorar los servcios públicos, dolería menos pagarlas, pero como todos sabemos no van precisamente ahí esos dineros. Un saludo

Anónimo dijo...

Hola, lo siento por lo de la multa
si quieres, entra en www.euroclaxon.es. Allí tienes una buena solución a tus problemas de aparcamiento.
Un saludo

Anónimo dijo...

Pienso que no tienes ningún derecho a secuestrar a ninguna persona cerrando su salida del aparcamiento. El coche es para desplazarte libremente y si una persona decide impedir tu libertad debe ser sancianda fuertemente.

Si no hay aparcamiento no aparques, pero no fastidies a los demás. Yo tardo dos horas en aparcar por la noche y media hora en salir por las mañanas por la doble fila.

¿Porqué tengo yo que perder el tiempo que ellos ganan con la doble fila?

Saludos.

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

RSS

Recibe las novedades en tu E-Mail:

o suscríbete al RSS con tu Lector de Feeds habitual

 

Los números

Top Blogs canarias

Look Closer Copyleft © 2006 | Plantilla modificada por Miguel Mora a partir de un diseño de Ipietoon para Free Blogger Template

Esta obra y su contenido están bajo una Licencia Creative Commons