lunes, 18 de diciembre de 2006

Doble moral. Doble juicio.

Han pasado ya algunos días desde la muerte de Pinochet. La reacción natural de la gente "de bien" ante este tipo de noticias es salir a la calle a festejarlo. No todos, pero fueron muchos los que se alegraron por su muerte. Muere un dictador, un asesino... ¿Porqué voy a estar triste? No merecía vivir, si acaso un par de años más para saldar algo de su deuda en vida. Ya está muerto. Que se joda.

LC: Se murió Pinochet.
XL: Sí tío, ya era hora.
LC: ¿Te alegras?
XL: Claro, no merecía estar vivo. Mató a mucha gente, ¿sabes?.. era un cabrón y tenía que estar muerto.
LC: Ahh.. entonces estás a favor de la pena de muerte.
XL: ¿Yo? ¡Que va!
LC: Pero te alegras de su muerte. Osea creías que debía morir, ¿no?
XL: Sí, pero murió de muerte natural. No lo mató nadie.
LC: Si lo hubieran matado, no estarías contento?
XL: También estaría contento, merecía morir.
LC: Entonces estás a favor de la pena de muerte.
XL: No es lo mismo...

Sí que es lo mismo. Yo me alegré cuando murió Pinochet. Deseaba su muerte igual que la de muchos otros que la merecen. Violadores de niños, asesinos en serie, dictadores... Y estoy a favor de la pena de muerte. No me refiero a la farsa que se aplica en Estados unidos para asustar a los niños de los barrios marginales. No hablo de asesinar inocentes sin recursos que no pueden pagar un abogado. Existen personas que no deberían respirar el mismo aire que el resto y a esos hay que quitarlos de en medio de la manera más efectiva posible. No tengo ni idea de cual sería el método apropiado para hacerlo sin correr el riesgo de matar inocentes. No es competencia mía. Para eso los gobiernos tienen políticos y jueces cobrando nóminas de vértigo. Seguro que algo que se les ocurre.

Antes de decir que te alegras por la muerte de alguien, sé consecuente con tus palabras. Sé valiente. O lo estás o no lo estás, pero déjate de medias tintas.

3 Comentarios:

Witilongi on 12/18/2006 11:57 a. m. dijo...

Desde luego yo sí que estoy de acuerdo en que para ciertos casos sí que la pena debería ser esa. Pero lo que no veo claro es quién es tan suficientemente importante como para quitarle la vida a otro, es decir, quién es más que nadie.

lupuscanis dijo...

Siempre que conozco a una mala persona y Pinochet, era más que eso, deseo que viva muchísimo, porque no debe haber peor castigo para ese tipo de gente que tener que convivir consigo mismos. Por lo tanto puedo manterner que estoy en contra de la Pena de Muerte, especialmente para los Dictadores, estos deben vivir mucho tiempo consigo mismos, con sus miserias y la vergüenza de haber sido derrotados por quienes los han soportado. Mira sino que hicieron Himmler, Goering, Goebbels, Hitler, todos se suicidaron, prefirieron la liberación de la muerte. Estoy en contra de la pena de muerte, pero no de la cadena perpetua, ya que hay criminales incorregibles.

Migue on 12/18/2006 12:46 p. m. dijo...

Witilongi, creo que la cuestión no sería "quién es más que nadie", sino "quién tiene derecho".

Imagina que violan a una niña, la torturan y luego la asesinan. ¿Quién le quita la vida al asesino? ¿Tendría derecho la familia de la víctima?

Es un tema complicado.. pero a ese hijo de puta yo quiero verlo muerto.

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

RSS

Recibe las novedades en tu E-Mail:

o suscríbete al RSS con tu Lector de Feeds habitual

 

Los números

Top Blogs canarias

Look Closer Copyleft © 2006 | Plantilla modificada por Miguel Mora a partir de un diseño de Ipietoon para Free Blogger Template

Esta obra y su contenido están bajo una Licencia Creative Commons