viernes, 15 de mayo de 2009

Sin tetas no hay chipi chipi

Un rato antes de morir, la joven destiladera recorría triste la oficina. Tanto golisnear para nada. Tanto rascarse el doraemon para nada. Tanto esfuerzo para que fuera la tonta de la idiosincrasia la que mojara el gofio al caboverdiano. Pero no se quedaría sin chipi chipi, hoy no...

Y cuentan las malas lenguas que de tanto ADN que se inyectó, al final le estallaron las tetas.


A los que crean que me he vuelto loco, decirles que este post es mi aportación al concurso de relatos absurdos que organiza el blog Doraemon por el mundo y que consiste en elaborar una historia con una serie de palabras seleccionadas por algún desalmado. Si quieres participar, aún estás a tiempo, la fecha límite es el 17 de mayo.



2 Comentarios:

ricardo on 5/18/2009 1:03 p. m. dijo...

Digno del segundo puesto (el primero va a ser para el mío: Zombies en el Chipi Chipi

Tooenchumbao on 5/18/2009 1:33 p. m. dijo...

Gracias por participar y mucha suerte...

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

RSS

Recibe las novedades en tu E-Mail:

o suscríbete al RSS con tu Lector de Feeds habitual

 

Los números

Top Blogs canarias

Look Closer Copyleft © 2006 | Plantilla modificada por Miguel Mora a partir de un diseño de Ipietoon para Free Blogger Template

Esta obra y su contenido están bajo una Licencia Creative Commons