martes, 26 de junio de 2007

Cabaret, el musical.

El viernes fui al teatro a ver un musical. Bueno, más bien, El Musical.

Podría maldecir a mi sangrante hipoteca por gastarme 73 eurazos en tiempos de crisis en ir con mi chica a ver un espectáculo de tres horas. Podría quejarme de lo mucho que sufrí por pasar tanto tiempo rodeado de snobs y 'modernos'. Podría darme de cabezazos contra la pared por ser tan rematadamente despistado y no darme cuenta que las entradas que compré en generaltickets para el Guimerá eran para el sábado y no para el viernes. Podría incluso decir que tuve que esconder la cabeza entre las piernas de la vergüenza que pasé cuando, después de ponerme todo lo chulo que sé, que es mucho, me abrieron los ojos y tuve que dejar mis butacas a Enrique y Ana. Podría desgañitarme a gritar de dolor por las tres estóicas horas que tuve que aguantar con el cuello inclinado y las espalda encorvada para poder ver a los artistas actuar sobre el escenario. Podría..

Y sin embargo, no puedo. Sólo acierto a seguir aplaudiendo.

Actualización: actualmente el musical se representa en Barcelona

11 Comentarios:

noemi on 6/26/2007 5:27 p. m. dijo...

Entonces no te quejes, chico...

FidiasNet on 6/26/2007 6:36 p. m. dijo...

Yo si que tendría que quejarme, que lo tuve en mi ciudad y a pesar de que en varias ocasiones hice intención de ir a verlo, por unas cosas y otras no lo ví. Por estúpido me lo merezco.

lupuscanis on 6/26/2007 6:37 p. m. dijo...

Te tiene que gustar mucho para soportar no sólo a snobs y modernos que son vomitivos, sino a Enrique y Ana, fijo que enrique llevaba la gorra puesta dentro del Guimerá

hormiga on 6/26/2007 7:07 p. m. dijo...

Yo me quejaría igual a pesar del despiste.

Penélope on 6/26/2007 10:41 p. m. dijo...

Pues yo entonces fui bastante privilegiada porque además de verlo hará un par de años, no recuerdo demasiado bien, en Madrid, estuve sentada y en un palco (un regalo) asique creo que yo si que no me puedo quejar. La verdad es que me encantó...

saludos

Pejeverde on 6/26/2007 11:07 p. m. dijo...

plaf, plaf, plaf...

confirmado: los focos desprenden calor, aguanté las 3 horas justo detrás de los mismos, y si, calentito...

ricardo on 6/27/2007 8:42 a. m. dijo...

Yo fui la semana pasada a patio de butacas. Las entradas las compró mi señora sin consultar. A mi los musicales ni fú ni fa, pero bueno, no estuvo del todo mal. Se soportaba a pesar de lo largo que era. (La "banda" de música, lo mejor)

reena on 6/27/2007 8:59 a. m. dijo...

Tengo una compañera que también fue a verla y flipó. Me alegro de que te haya gustado a tí también :D

Lástima que mi economía no llegue a tanto!

migue on 6/27/2007 12:06 p. m. dijo...

Penelope.. ¿Palco? pues no, ni se te ocurra quejarte. De todas maneras el Guimerá es un teatro pequeño, y prácticamente se ve bien de cualquier sitio, menos algunos ángulos.

Pejeverde, lo reconfirmo. No sólo el foco desprende calor, también el haz de luz. (no se si esto que digo es una chorrada, pero la luz pasó muy cerca mío un par de veces y noté el calor.

Penélope on 6/27/2007 12:50 p. m. dijo...

Si, jeje tuve bastante suerte. El musical al que fui yo de Cabaret es al que hicieron hace un par de años en un teatro bastante grande madrileño que tengo su nombre en la punta de la lengua y que por más que me la muerdo no quiere salir. Cuando me salga, te lo digo

Nerte on 6/27/2007 4:26 p. m. dijo...

Este ha sido siempre mi musical favorito. Merece la pena aguantar lo que sea por verlo. Saludos y gracias por visitar mi blog.

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

RSS

Recibe las novedades en tu E-Mail:

o suscríbete al RSS con tu Lector de Feeds habitual

 

Los números

Top Blogs canarias

Look Closer Copyleft © 2006 | Plantilla modificada por Miguel Mora a partir de un diseño de Ipietoon para Free Blogger Template

Esta obra y su contenido están bajo una Licencia Creative Commons