jueves, 7 de junio de 2007

ETA y su guerra.

Cuando un país quiere las tierras del vecino, recuperar las suyas, robar su orgullo, enterrar su fe, explotar sus recursos, imponer sus ideas o follarse a su reina, y decide emplear la violencia, le declara la guerra. Siempre ha sido así y siempre lo será. Desgraciadamente, esas muertes son lo único que mantiene en aparente equilibrio el caos demográfico que trajo consigo el desarrollo del ser humano y sus civilizaciones. Ya nada puede con nosotros, salvo nosotros mismos. La guerra es el mejor modo conocido de asesinar personas sin repercusiones jurídicas. Matar, en guerra, es legal.

El terrorismo es la guerra de los pobres. Cuando un grupo de personas quiere hacer lo mismo que los estados y se sirven de la violencia para conseguir sus objetivos, también declaran la guerra. Con menos recursos, menos tropas y más empeño, pero guerra al fin y al cabo. En este caso, la guerra es ilegal y matar al prójimo está penado por la ley. Y eso, amigos, es un lastre que debemos superar, porque convierte a una banda armada como ETA en un enemigo invencible.

Mientras sigamos tratando a un terrorista con leyes civiles, con juicios civiles, con pantomima demócratica, nos estarán ganando la batalla. Mientras sigamos persiguiéndolo con gordos
policías nacionales y locales, guardia civil y demás cuerpos de seguridad del estado, estaremos dejándole vía libre para matar, porque de lo único que seremos capaces será de ponerle unas esposas, juzgarlo con leyes absurdas y con suerte meterlo un par de años en prisión, desde donde seguirá coordinando sus atentados y se reirá en la cara del presidente de turno. ¿No tenemos un ejército? ¿No estamos en guerra? Pues ya va siendo hora de que alguien en su sano juicio acabe de una vez por todas con este sin vivir y le meta cuatro balazos en la cabeza al hijo de puta que ponga una bomba en un centro comercial después de habernos declarado la guerra.

Que parecemos tontos.

6 Comentarios:

Pedro D. Herrera on 6/07/2007 11:47 p. m. dijo...

Evidentemente es una guerra en la que estamos en desventaja. Pero este es un estado de derecho y una actuación militar como la que propones no es viable. Lo que si seria mas que factible es que la jurisprudencia se adaptara y fuera mucho mas dura para los terroristas y que bajo ningún concepto pudieran acogerse a beneficios penitenciarios. Una guerra tendría graves consecuencias para la población civil.Es un tema complicado y de dificil solución.

hormiga on 6/08/2007 7:58 a. m. dijo...

No me voy a extender porque este tema me cansa, aburre y me pone de mala leche.

Solo hay dos caminos: o te saltas la ley y cometes injusticias, saltandote garantías constitucionales, o la sigues y negocias. El primer camino solo lleva a que después de muchas muertes tengas que seguir el segundo camino de todas formas. Los terroristas lo saben, parece que el PP no, o sí lo sabe pero le da ¿igual porque es oposición y solo piensa en sus beneficios inmediatos. El psoe no se la jugó con la ley de partidos y esto va para largo. De ETA no digo nada, porque ni es Estado, ni le votamos ni tenemos porqué estar diciendo todo el rato que está muy mal matar y acosar a la gente porque piensa distinto. ¿O acaso estamos todos los días diciendo que es muy malo robar y matar a tu vecino? Por último, me jode que no se hable de otra cosa, porque Eta mantiene su aliento gracias a todos los miles de comentarios que genera.
¿Y yo que hago hablando de esto? Volví a caer en la trampa.

ricardo on 6/08/2007 8:44 a. m. dijo...

Cuando el gobierno le metía tiros en la cabeza a los etarras, vino Aznar y lo denunció a bombo y platillo. Metieron a policías, secretarios de estado y ministros en la cárcel y se tuvo que abandonar el asunto. Ahora, se negocia una entrega de armas y sacan a la calle cientos de miles de personas a protestar a la calle. En fin, si la ley de partidos la llega a promiulgar un gobierno socialista, seguro que el pp protesta porque "vulnera" los derechos democráticos de los partidos o algo así.

Bueno, en conclusión, criticar al gobierno en estos temas es muy fácil. Lo difícil viene cuando te toca gobernar y tienes los peores datos de muertes por terrorismo (VII legislatura) en décadas.

lupuscanis on 6/08/2007 9:37 a. m. dijo...

No es posible emplear al ejercito contra ellos porque sería matar moscas a cañonazos, te pongo un ejemplo claro, el ejercito norteamericano contra el terror, como dice Bush, ni han encontrado a Bin laden, ni han desmantelado su organización terrorista, ni han ganado ni ganaran la guerra de Irak.

Otro ejemplo el Ulster, los ingleses desplegaron al ejercito y no pacificaron la zona, al contrario, sólo consiguieron muertos, al final tuvieron que negociar.

Para no extenderme ni ser pesado, un ultimo ejemplo, Israel y los palestinos, Isarael y el Libano, no han conseguido nada. No hay que perder la paciencia. Un saludo.

reena on 6/08/2007 3:56 p. m. dijo...

Entiendo tu rabia, pero lo que nos diferencia de ellos es precisamente eso: nosotros mantenemos la cabeza fría y somos capaces de juzgarles como personas que son, aunque tengamos muchísimas ganas de mandarles a la silla eléctrica. Cuando ellos se dén cuenta de que las personas que matan también son personas y no son las culpables de la situación que quieren cambiar, ellos solitos se desmoronarán.

"Ojo por ojo y el mundo acabará ciego"

Mahatma Gandhi


Saludos.

migue on 6/08/2007 6:50 p. m. dijo...

Lo sé, estoy equivocado.. Pero no puedo evitar estarlo.

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

RSS

Recibe las novedades en tu E-Mail:

o suscríbete al RSS con tu Lector de Feeds habitual

 

Los números

Top Blogs canarias

Look Closer Copyleft © 2006 | Plantilla modificada por Miguel Mora a partir de un diseño de Ipietoon para Free Blogger Template

Esta obra y su contenido están bajo una Licencia Creative Commons