jueves, 12 de noviembre de 2009

La llamada social.

La necesidad de integración del ser humano es poderosa. Ansíamos ser aceptados en todo momento. Comenzamos buscando la aprobación del que tenemos al lado, luego miramos más allá y nos percatamos de la comunidad inquisidora que nos rodea, hasta topar de frente con la sociedad entera. El pez grande se come al chico. Le ocurre incluso a los antisistema más radicales. Por muy alta y azul que sea su cresta, siempre llega el momento de "sentar la cabeza". Esto no es nada nuevo, todo el mundo sabe que los hippies de los 60 fueron los yuppies de los 80, y sin embargo, no todos la sientan. Algunos, muy pocos, continúan luchando por sus viejos valores hasta el fin de sus días.




Cuando esa "llamada social" llega, lo hace sin avisar. Te pilla totalmente desprevenido. De pronto, un día cualquiera, te encuentras parado frente a un escaparate mirando atontado una simple camiseta blanca de algodón con dos brillantes letras doradas pegadas en el pecho y una enorme etiqueta sin el precio.  Y te la quieres comprar. O te sorprendes leyendo el catálogo publicitario que una multinacional ha tenido el detalle de dejar en tu buzón. Peor aún, lo guardas bajo la mesa auxiliar que compraste a plazos en aquella tienda de muebles de diseño que abrieron cuatro calles por debajo de tu casa, para ojearlo ente teletienda y teletienda.

Y así, sin más, sientes un impulso imperioso de encadenarte a un contrato de trabajo de por vida, en una triste oficina del centro de la ciudad, para poder hipotecarte el alma con un adosado con piscina y jardín, un perro de pelo largo, una preciosa pareja con mechas rubias y un plan de pensiones que te permita disfrutar de la vida cuando seas una uva pasa atada a un tacataca y te mees encima cada vez que la enfermera te roza el brazo con una de sus tetas.

Por suerte, en ocasiones, esa llamada pasa de largo.

2 Comentarios:

ricardo on 11/12/2009 2:23 p. m. dijo...

Esa llamada debe ser la contraria de la que nos hacía sentr Jack London con libros como "The Call of the Wild"

Miguel Mora on 11/12/2009 3:39 p. m. dijo...

Así es, completamente opuesta.

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

RSS

Recibe las novedades en tu E-Mail:

o suscríbete al RSS con tu Lector de Feeds habitual

 

Los números

Top Blogs canarias

Look Closer Copyleft © 2006 | Plantilla modificada por Miguel Mora a partir de un diseño de Ipietoon para Free Blogger Template

Esta obra y su contenido están bajo una Licencia Creative Commons