viernes, 22 de enero de 2010

La voz de Haití

...Sobre todo porque suelen ser silenciosos. La pobreza no llora, la pobreza no tiene voz. La pobreza no se rebela. Encontraréis situaciones de rebeldía sólo cuando la gente alberga alguna esperanza. Entonces se rebela, porque espera mejorar algo. En la mayor parte de los casos se equivoca; pero el componente de la esperanza es fundamental para que la gente reaccione. En las situaciones de pobreza perenne, la característica principal es la falta de esperanza. Esta gente no se rebelará nunca. Así que necesita que alguien hable por ellos. Esta es una de las obligaciones morales que tenemos cuando escribimos sobre esta parte infeliz de la familia humana. Porque ellos son nuestros hermanos y hermanas pobres. Que no tienen voz.


Por desgracia, esta vez la voz llegó en forma de terremoto. Y es que, antes de la catástrofe, Haití era invisible.

3 Comentarios:

Renegado on 1/22/2010 1:46 p. m. dijo...

muy bueno, como siempre no lo vimos venir y no lo veremos marcharse, Haiti volverá a desaparecer dentro de 15 dias, a no ser que se hable de las bases militares que allí se construirán, un saludo, hasta pronto...

Miguel Mora on 1/22/2010 1:57 p. m. dijo...

Bases militares... esa será la segunda desgracia, aunque hay que reconocer que los marines, de momento, están solucionando bastante mejor el papelon que se le atragantaba a la ONU.

ricardo on 1/24/2010 1:46 p. m. dijo...

Totalmente de acuerdo con la cita de la entrada. Lo que mueve el cambio es la esperanza de algo mejor.

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

RSS

Recibe las novedades en tu E-Mail:

o suscríbete al RSS con tu Lector de Feeds habitual

 

Los números

Top Blogs canarias

Look Closer Copyleft © 2006 | Plantilla modificada por Miguel Mora a partir de un diseño de Ipietoon para Free Blogger Template

Esta obra y su contenido están bajo una Licencia Creative Commons