miércoles, 16 de diciembre de 2009

El contemplador de Zárate en la basura

Hace seis años, la escultura 'El Contemplador' fue comprada por el Cabildo de Tenerife al artista José Antonio Zárate para ser instalada en el Mirador de Humboldt de La Orotava. Poco después, la infraestructura pasó a manos del Ayuntamiento, que a su vez adjudicó su explotación a Teidesoft. Aunque Zárate se ofreció para colaborar el mantenimiento de su obra o cualquier eventualidad que tuviera que ver con ella, no tuvo noticias hasta que un mal día se cruzó con un técnico de la constructora que realizaba el proyecto y fue informado de que su escultura había sido retirada, troceada y abandonada a su suerte en una escombrera. Razonablemente el cabreo de Zárate fue monumental y, tras ser toreado en varias ocasiones por los concejales de Turismo y Cultura del Ayuntamiento de la Orotava y los ejecutivos de Teidesoft, decidió llevar el caso a los tribunales.

El contemplador de José Antonio Zárate

Mi primera reacción cuando leí la noticia en loquepasaentenerife, fue la de escribir un comentario en el mismo artículo expresando indignación y apoyo a Jose Antonio Zárate, como ya hicieron muchos. Sin embargo, ésta es una de esas raras ocasiones en las que contengo mis primeros impulsos y reflexiono. Así que después de un rato dándole vueltas en la cabeza decidí trasladar aquí el comentario y cambiar un poco su sentido, sin dejar de lado mi total solidaridad con el artista.

La queja de Zárate es comprensible y la actuación de los responsables del proyecto del Mirador de Humbolt bochornosa, por no decir algo peor. Pero también me pregunto que ocurre con esos miles de artistas que ven como día tras día sus obras son destruidas por los servicios de limpieza de los ayuntamientos. ¿Puede un graffitero o cualquier otro artista urbano denunciar a alguien por tirar su obra a la basura? Después de todo, el que pintó en un muro (se entiende que de propiedad pública) ni siquiera cobró por hacerlo...

A la pregunta que lanzan en el artículo, ¿puede una administración o empresa privada retirar una obra de arte de la calle u otro espacio público sin informar a su autor?, respondo que no, no debería poder, pero en ningún caso y por supuesto sin que se tenga en cuenta el apellido del artista. Si se aplica la Ley de Propiedad Intelectual, que se haga para todos por igual.

Fotografía: José Antonio Zárate

3 Comentarios:

raúl on 12/16/2009 9:57 a. m. dijo...

rotundamente no, me parece un gesto de gamberrismo paleto del mismo nivel que cuando algunos graciosos putearon las vacas del cowparade en madrid

Beauséant on 12/17/2009 11:50 a. m. dijo...

habría que definir primero que se entiende por artista, el tipo que dice churri te quiero en una fachada o el grafitero que se curra un mura, o el tipo que pone dos piedras y se llama artista..

vamos, que ni idea ;)

Miguel Mora on 12/17/2009 1:45 p. m. dijo...

Ya, o el que pinta una cúpula en la Onu por 20 millones de euros...

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

RSS

Recibe las novedades en tu E-Mail:

o suscríbete al RSS con tu Lector de Feeds habitual

 

Los números

Top Blogs canarias

Look Closer Copyleft © 2006 | Plantilla modificada por Miguel Mora a partir de un diseño de Ipietoon para Free Blogger Template

Esta obra y su contenido están bajo una Licencia Creative Commons